ventanas

 

hay una cosa que recuerdo mucho de la secundaria:

una chica con la que tuve a bien manosearme detrás de la puerta de un salón vacío cuando tenía doce años. recuerdo todo pero recuerdo más un momento en el que la blusa de la secundaria se abrió y pude ver sus tetas a través del huequito que se hacía. me calentó un chingo ese pequeño momento de escote: más que tocarla, más que besarla, más que su rostro moreno de grandes ojos: eso era lo que me calentaba horrible. y desde entonces tengo una fijación con ese huequito que casi nunca se ve. sólo en las mujeres que traen traje sastre o blusas de botones, que son muy raras. yo veía a través de ese orificio de tela y piel y sudor y sólo podía pensar en hundirme un poquito más en él: y entonces tocaron a la puerta y el prefecto nos corrió a ambos, amenazándonos con llamar a nuestros padres. salimos caminando despacito de la escuela; subimos al metro y reímos nerviosamente mientras yo no dejaba de intentar volver a asomarme por esa ventana.

descargar: queen of the gas station—lana del rey

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s