crónica del pescador de la avenida marginal

Foto 20-03-13 19 35 52

cómo se te ocurre querer ser feliz conmigo, nadie es feliz conmigo, soy un aburrido. no me gusta convivir, no me gusta salir, no me gusta el cine, no me gusta la playa, ni siquiera me gusta cenar fuera, me gusta quedarme en mi rincón y que no hablen conmigo. ¿qué rayos de felicidad podría darte? ¿que te quedaras también en un rincón, aburriéndote? además no me fijo en las fechas: en tu cumpleaños, en el mío, en el día en que nos conocimos y por lo tanto no regalo flores, no doy besos, no doy abrazos, no celebro nada, no te dejo con lágrimas en los ojos, conmovida, poniendo rosas en los jarrones. me gusta pescar. los viernes por la noche me voy con los aparejos a la marginal y me quedo allí hasta la madrugada. y los sábados. y los domingos. no me importan los faros de los coches. no me importa el olor del río. creo que no me importan los peces. pensándolo bien, tal vez ni me guste pescar: me gusta sentarme en la muralla a ver las luces de almada que se reflejan temblando en el agua negra. ¿cómo podían interesarte las luces temblorosas de almada? me hacen recordar a los ojos exactamente en el instante de las lágrimas, que vacilan. tal vez me interesan las luces porque nunca lloro. y no entiendo cómo se te ocurre ser feliz conmigo. trabajamos en el mismo sitio. me ves todos los días. almorzamos con los compañeros en la cantina. casi nunca hablo.

la crónica es de antonio lobo antunes, me la pasó @bestiecilla, está completa aquí y la traducción es de mario merlino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s