testimonios de la invasión-archivo desclasificado 001

coatzacoalcos__ii.

 

el pasado febrero se levantó, después de una heroica acción del ejército mexicano en conjunción con la armada y la fuerza de aviación estadounidense, el cerco alienígena que aislaba a gran parte del territorio nacional del resto del mundo. el siguiente es el primero de una larga serie de archivos desclasificados –se salvaguardan los nombres de algunos involucrados en los eventos– relacionados con la invasión extraterrestre que asoló a nuestra nación durante dieciséis años:

a estas alturas ya todos conocen los eventos, pero no está de más relatarlos:

siendo las diez treintaidós del veintisiete de septiembre de dosmiltrece, una nave de silueta ovoide –una curva cerrada plana conformada por cuatro arcos de circunferencia: uno de ellos es una semicircunferencia y otros dos son iguales y simétricos— de alrededor de cincuenta millones de kilómetros cuadrados apareció sobre los estados unidos mexicanos. no se crea, de ninguna forma, que la llegada de la nave fue repentina y que semejante masa simplemente apareció colgada en el aire. por el contrario, se cree que su descenso comenzó desde las siete de la noche, paulatino, y que alcanzó a detenerse poco más de tres horas después. la razón por la que pasó desapercibida hasta la mañana siguiente es de una obviedad tal que, de haber tenido tiempo, el doctor ******** ******, de la universidad nacional autónoma de méxico, habría dibujado una elipse que comenzaría en su mesa y terminaría en su frente. (el instrumento para trazar tal elipse habría sido su mano izquierda.) la nave, decía antes de que el doctor ******** ****** se entrometiera en esta descripción, no fue notada de inmediato porque el metal del que estaba fabricada era una aleación particularísima que adoptaba el color del entorno que la rodeaba. las luces de la nave, casi todas blancas y azules –aunque había unos pocos foquitos rojos— simularon las estrellas, y el resultado fue un cielo negrísimo de septiembre, perfectamente estrellado. esto fue lo que nos dijeron los científicos de la universidad nacional autónoma de méxico, encabezados por el doctor ***** *********, pero en las calles del distrito federal, cuernavaca y xalapa corría otra versión entre los viejos. la auténtica razón por la que nadie se dio cuenta que una nave gigantesca se posó sobre nuestras cabezas, decían los de mayor edad, fue que esa noche nadie en el país alzó la vista para mirar al cielo.

 

–**** ********, octubre de 2013

Anuncios

Un comentario en “testimonios de la invasión-archivo desclasificado 001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s